Pedir catálogo de distribuidores

Té Negro

Fascinante diversidad

Darjeeling con aroma floral, Assam oscuro y especiado o Ceilán ligeramente amargo: el té negro inspira con su diversidad aromática.

Probablemente debemos el descubrimiento del té negro a un hecho fortuito. Se dice que en el siglo XVI se oxidó un lote de té verde debido a un defecto de producción. Pero en lugar de tirar el té, los granjeros saborearon la infusión caliente de las hojas marchitas y se sorprendieron al descubrir que tenía un sabor particularmente aromático.

 


El té negro no solo es muy apreciado por su aroma, sino que también contiene taninos y minerales, así como vitaminas, aceites esenciales y cafeína. Esta última se libera más lentamente en el organismo que al tomar café y los taninos tienen un efecto calmante sobre el estómago. Básicamente, el té con un tiempo de remojo de hasta dos minutos tiene un efecto estimulante. Si el tiempo de remojo supera los cinco minutos, el efecto es calmante.