Mayorista de té

Cómo llegó el té a Tailandia

 

Tailandia es conocida, ante todo, por su té oolong. A los conocedores del té, este les resultará similar al oolong chino y taiwanés.

A mediados de siglo XIX se importaron plantas de té a Taiwán procedentes de la región china del monte Wiyi. Gracias al apoyo recibido por parte de Isabel II, los tés oolong Formosa, así como otras especies regionales, obtuvieron el reconocimiento de los amantes del té de todo el mundo años más tarde. 

El té fue introducido en el país por los soldados que llegaron a Tailandia durante la Revolución Cultural. Estos comenzaron a cultivar el té en diferentes regiones.

Mientras tanto, en la región de Mae Salong se desarrolló una rica cultura del té que, junto a la cosecha a mano, también puso en marcha las más modernas máquinas para la manufactura del té. Esta pasión por el té, con siglos de antigüedad, también atrae a turistas que admiran las plantaciones y los jardines de té, y que igualmente "catan" las clases de té más exclusivas y las compran. 

De entre todas las especialidades, cabe destacar el té helado tailandés, la tendencia actual. Este se bebé con un chorrito de limón o endulzado con leche condensada.

Por lo general, esta bebida se prepara con un té negro muy fuerte. El té negro preferido es el Assam y, para ello, la infusión se prepara dejándola reposar durante más tiempo del habitual antes de utilizarlo frío. 

A continuación, se endulza con leche condensada o se disfruta ligeramente endulzado con un poco de limón.

Teléfono internacional:
+49 (0) 40 468 987-0

Fax:
+49 (0) 40 468 987-490

E-Mail:
tea@alveus.eu

Internet:
www.alveus.eu

Ventas Español:
+34 912 781 632

Ventas Francés:
+33 (0) 1 76 543 519

Ventas Alemán:
+49 (0) 40 468 987-200

Ventas Italiano:
+39 06 97 631 429

Ventas Inglés:
+44 (0) 3 333 360 158