Mayorista de té

¿Embarazada? ¡Embarazada!

 

Hay una hierba para casi todo, dicen. Esto se aplica tanto a la mejora del bienestar como al embarazo, la gestación y la lactancia. Aquí podrán leer los efectos que las tisanas y las hierbas pueden causar, ya que tienen ingredientes activos naturales. Y como con cualquier principio activo: "Todas las sustancias son veneno y ninguna es veneno, sólo la dosis hacen que sean veneno". (Paracelsus, 1493 - 1541)

Tabla de contenidos:

  1. Recomendaciones generales
  2. Las 5 reglas de las infusiones para las madres
  3. El glosario de hierbas
  4. Nuestra experiencia

Las infusiones pueden aumentar el bienestar y hacer bien al alma. En general, esto también se aplica a las mujeres embarazadas. Sobre todo durante el embarazo, las infusiones tienen un efecto relajante y pueden aliviar dolencias menores como problemas digestivos, resfriados o dificultad para conciliar el sueño. De la misma manera, el aumento de la necesidad de líquidos durante el embarazo se puede cubrir de forma saludable.

Mujer embarazada acariciando el vientre

En invierno, las infusiones pueden aportar un agradable confort y en verano pueden ser un placentero refresco.

Muchos tipos de té e infusiones –que todo el mundo bebe en el día a día–, no se recomiendan durante el embarazo o la lactancia. El té –que contiene cafeína–, como el té negro o el té verde y sus subespecies, no es adecuado para mujeres embarazadas debido a ello.
Como con cualquier dieta saludable, depende de la variedad que se consume y a las propias mujeres embarazadas. Por poner un ejemplo, comer espinacas todos los días no sería saludable a largo plazo. Para todas las infusiones, es aconsejable beberlas sólo después de consultar a tu comadrona o médico. 


Las 5 reglas de las infusiones para mujeres embarazadas y lactantes:


  1. Beber infusiones en cantidades pequeñas y moderadas (2 - 3 tazas por día).
  2. Anotar la lista de ingredientes, especialmente de las mezclas de hierbas (ver el glosario de hierbas).
  3. Alternancia: No beba siempre la misma infusión, aunque le encante, cambie el tipo de hierba y no beba más de 1 litro del mismo tipo de infusión al día.
  4. Mantenga la temperatura y el tiempo de infusión recomendados. Si lleva preparado demasiado tiempo, no lo beba más.
  5. Tenga cuidado al elegir la infusión. Existen diferentes tipos de tisanas para el embarazo y la lactancia (ver el glosario de hierbas).


Se aconseja moderación y encontrar un equilibrio. En general, se puede decir que se deben tomar sólo dos o tres tazas de un tipo de infusión durante el embarazo. La mejor forma de ingerirlo es beber una tisana y, entremedias, beber agua de grifo o agua mineral.

Mujer bebiendo una taza de té

Las mujeres embarazadas deben disfrutar de la variedad - tomando infusiones..

Además de estas recomendaciones, debemos hacer un inciso: algunas infusiones sólo pueden ser consumidas por las mujeres antes, durante o después del embarazo.
Algunas las podemos tomar cuando queremos quedar embarazadas (p.ej. para la ovulación) pero no deben beberse durante las primeras semanas de embarazo, aunque pueden beberse de nuevo a partir de la semana 37.

En otras palabras, una tisana puede ser buena para ciertos momentos. El embarazo y la lactancia tienen requerimientos diferentes con respecto al tipo de infusión y sus ingredientes.


Cumplir el deseo de tener hijos más y más tarde


Hoy en día, muchas mujeres posponen su deseo de tener hijos hasta más tarde. La educación, los estudios, la carrera profesional, una sólida relación de pareja y una base financiera estable son las exigencias de la propia paternidad.

La media europea indica que las mujeres son madres por primera vez a los 29 años*. La media alemana es aproximadamente dos años más alta ** La fertilidad disminuye a partir de los 35 años y el embarazo se considera entonces un embarazo de alto riesgo.

Pareja embarazada

Biológicamente hablando, las mujeres de entre 19 y 26 años tienen más probabilidades de quedar embarazadas *** La edad media de las madres en el primer parto en Alemania en 2017 es de 31 años y dos meses **.

Mientras que las mujeres tienen un 50% de probabilidad por ciclo con una pareja de la misma edad de 19 a 26 años, la probabilidad está entre 27 y 34 años con un 40%. Entre 35 y 39 años sólo por debajo del 30 %. Los hombres no están en mejor situación. Desde finales de los treinta años
la fertilidad va cuesta abajo. ***

Sin embargo, las madres están envejeciendo cada vez más, tanto en nuestro círculo de conocidos como en el de mujeres prominentes que aparecen en los titulares una y otra vez, con nacimientos tardíos.

Fuentes:
* Eurostat
** destatis/Eurostat
*** Reproducción humana (Vol 17. No5., S.1399) –Original: Fachblatt Human Reproduction (Vol 17. No5., S.1399)

manos de un niño

Un bebé lo cambia todo


Todos los padres saben que tener un hijo o hija cambia completamente la vida. Después de su nacimiento, a más tardar, ya nada es igual que antes. Por lo tanto, la pareja debe considerar si desean tener un hijo, si está preparada para los buenos y los malos tiempos y si ambos pueden imaginar ser buenos padres o madres.


Cuando sea el momento


Las hierbas medicinales e infusiones de hierbas para auto-infusión son la manera más saludable de equilibrar la necesidad de líquido en nuestro cuerpo. Los ingredientes de las mezclas de hierbas deben ser tenidos en cuenta. Los mejores son, por supuesto, los productos orgánicos 100% certificados hechos en Alemania. Los ingredientes han sido analizados y probados para detectar cualquier sustancia dañina. De este modo, las mujeres embarazadas podrán disfrutar de la mayor seguridad posible. 


El glosario del té


Anís
El embarazo a veces va acompañado de problemas digestivos. Una tisana de hierbas con anís puede proporcionar un buen alivio. Sólo una taza.

Infusión de Frutas
Las infusiones de frutas pueden ser una alternativa las tisanas de hierbas. Las mujeres embarazadas deben tener cuidado de elegir infusiones de frutas que sean suaves con el estómago. Ingredientes más ácidos como el hibisco, el escaramujo o, a veces, las manzanas, pueden sobrecargar un estómago que ya está sensible por el embarazo.

Black tea
All teas with caffeine are not recommended for pregnancy or lactation.

Hinojo
El hinojo no es un secreto si ha tenido problemas en el estómago. Los finos aceites calman el estómago y la acidez estomacal se mitiga. Muchas mujeres dicen que incluso el olor del té de hinojo tiene un efecto calmante; las mujeres embarazadas en especial pueden oler muy bien y ser sensibles a su fragancia.

Hojas de frambuesa
Las hojas de frambuesa no deben agregarse a la taza hasta la semana 37 del embarazo. Tenga cuidado con las mezclas de las infusiones y lea la lista de ingredientes. Las parteras saben que las hojas de frambuesa aflojan el suelo pélvico y hacen que el cuello uterino se abra más fácilmente.
Así que beba sólo cuando nazca el nuevo retoño.
Algunas parteras también recomiendan las hojas de frambuesa para la ovulación y la fertilización debido a su capacidad para aflojar el suelo pélvico.

Jengibre
El jengibre se ha convertido en un ingrediente indispensable en nuestras cocinas. Se dice que el jengibre fortalece el sistema inmunológico y sirve a las defensas del cuerpo y al bienestar general. El jengibre también puede ayudar con las náuseas y las molestias, y tener un efecto laxante para el estreñimiento.

Ginger
El jengibre se ha convertido en un ingrediente indispensable en nuestras cocinas. Se dice que el jengibre fortalece el sistema inmunológico y sirve a las defensas del cuerpo y al bienestar general. El jengibre también puede ayudar con las náuseas y las molestias, y tener un efecto laxante para el estreñimiento.

Green tea
Like all teas with caffeine, green tea is not recommended during pregnancy or lactation.

Lavenda
La lavanda calma el cuerpo y el alma, dicen. Su olor es agradable y tiene un efecto relajante. La infusión con lavanda ayuda a descansar y a dormirse mejor.

Manzanilla
¿Tiene las típicas náuseas matutinas al levantarse? Todo el mundo sabe que la infusión de manzanilla puede ayudarle. La manzanilla calma el estómago, alivia la acidez estomacal y los eructos al mismo tiempo.

Consejo contra las náuseas matutinas:
Preparar siempre la manzanilla la noche anterior y colocarla junto a la cama en un termo. Beba la infusión de manzanilla por la mañana después de despertarse –pero antes de levantarse–, en pequeños y lentos sorbos. El estómago de esta forma se neutraliza y baña en manzanilla antes de que empiece a moverse al levantarse.

Melisa
En la medicina popular, la melisa o toronjil es apreciada por sus muchas propiedades, como por ejemplo, para los resfriados y fiebre. Por otro lado, es un alivio para el estómago, los nervios y la ansiedad. La melisa logra unir aparentes opuestos: relaja y fortalece.

Menta piperita
Probablemente la más popular entre las infusiones de hierbas y se sabe que es eficaz contra las náuseas. Atención, mujeres embarazadas: en dosis más altas, la menta estimula y puede provocar inquietud general y contracciones prematuras. ¡No se recomiendan más de dos tazas al día! Es mejor beber después mezclas de frutas.

Rooibos
La completa infusión de África sin cafeína, los rooibos puede ser consumidos durante todo el período de embarazo así como durante el período de lactancia. Sus propiedades como auxiliar de relajación y como calmante del estómago lo hacen tan popular como su efecto antiinflamatorio. También se dice que los rooibos son ricos en minerales.

Té negro
Todos los tés tienen cafeína, así que no se recomiendan para el embarazo o la lactancia.

Té verde
Como todos los tés con cafeína, el té verde no se recomienda durante el embarazo o la lactancia.

Verbena
Especialmente recomendada para las últimas semanas de embarazo (desde la 37). Se sabe que la verbena produce leche y promueve el trabajo de parto. La verbena también puede ayudar con los resfriados, los estómagos sensibles y tiene un efecto vigorizante y calmante.

Estos ingredientes de tés y mezclas de tés de hierbas NO deben beberse durante el embarazo:


  • La hierba de San Juan y la raíz de regaliz pueden perjudicar el desarrollo del bebé así como el bienestar de la futura madre.
  • Se dice que las hojas de mora, verbena, pie de león, hojas de frambuesa, comino, pasiflora,, salvia, milenrama y ajenofavorecen el trabajo de parto. Si se desea este efecto, como muy pronto a partir de la semana 37 de gestación.
  • Se deben evitar los ingredientes diuréticos como las hojas de abedul, la ortiga, el levístico, la barba de maíz, el perejil y el apio durante el embarazo.
  • Se dice que la salvia educe e inhibe la producción de leche durante la lactancia.
  • Todos los tés, ya que contienen cafeína.
  • Cuando prepare mezclas para las infusiones, revise siempre la lista de ingredientes. 


Nuestra experiencia


Cada mujer y su cuerpo es único. Por esta razón, las infusiones y sus variados ingredientes pueden tener diferentes efectos. No queremos hacer promesas sobre la eficacia de los tés y las infusiones, o que se puedan aplicar a todas las mujeres o parejas –pero nos gustaría– y sólo podemos referirnos a la calidad de nuestros ingredientes.
Algunas cosas son de dominio común, como el hinojo, que favorece y calma la digestión.

empleados de alveus

Los empleados de alveus® han hecho algo más que té: 77 niños.

Las 38 empleadas y empleados de alveus® tienen 77 hijos con sus parejas. No sólo porque bebemos mucho té e infusiones, por supuesto. También sabemos que algunas parejas no tienen hijos a pesar de años de ayuda médica. Desde nuestro punto de vista, sería irresponsable hacer estas esperanzas. Un té o una mezcla hierbas no es una poción mágica, sino sólo un extracto de partes naturales plantas que pueden ser beneficiosas. Si desea utilizar el té no sólo como un saludable calmante y remedio casero, por favor, hable de antemano con una comadrona, su médico de cabecera o un ginecólogo.

Teléfono internacional:
+49 (0) 40 468 987-0

Fax:
+49 (0) 40 468 987-490

E-Mail:
tea@alveus.eu

Internet:
www.alveus.eu

Ventas Español:
+34 912 781 632

Ventas Francés:
+33 (0) 1 76 543 519

Ventas Alemán:
+49 (0) 40 468 987-200

Ventas Italiano:
+39 06 97 631 429

Ventas Inglés:
+44 (0) 3 333 360 158